Planificación Hidrológica

Buscar en el CEH
Mapa del Web
 


Principal

 

El Centro de Estudios Hidrográficos ha estado vinculado a la planificación hidrológica desde su creación. Basta recordar que el objetivo para el que nació fue, específicamente, la redacción del Plan Nacional de Obras Hidráulicas de 1933 bajo la dirección de D. Manuel Lorenzo Pardo.

Este objetivo se mantiene de manera sostenida a largo de su historia, de manera que una vez recreado en 1962 recibe el encargo de efectuar el primer inventario de recursos hidráulicos a nivel nacional. Se dispondría así de uno de los primeros fundamentos sólidos para una planificación moderna y rigurosa.

El paso siguiente también sería confiado al Centro, plasmándose en el Anteproyecto General de Aprovechamiento Conjunto de los Recursos Hidráulicos del Centro y Sureste de España, Complejo Tajo-Segura, publicado en 1967. Este documento va mucho más allá del planteamiento del Acueducto Tajo-Segura (ATS), presentando un análisis de recursos y demandas a nivel nacional con distintos horizontes temporales, análisis económicos y consideraciones ambientales, sentando de manera muy certera las directrices de la planificación hidrológica del momento y del inmediato futuro.

La actividad del Centro está siempre ligada hasta entonces a actividades de gran trascendencia y proyección de futuro en lo que se refiere a la planificación hidrológica a nivel nacional y supone la introducción de innovaciones conceptuales y técnicas, que han constituido hitos a los que posteriormente se han realizado continuas referencias.

En 1985 se produce un hecho crucial en el mundo del agua en España: la aprobación de una nueva Ley de Aguas, que dota a la planificación hidrológica de un carácter normativo del que hasta entonces carecía, trascendiendo la consideración de documento esencialmente técnico predominante anteriormente.

En este nuevo marco, la actividad del Centro se dirige a la elaboración de metodologías y preparación de criterios aplicables en los nuevos instrumentos que constituyen los Planes de cuenca y el Plan Hidrológico Nacional. Tras la presentación de un primer proyecto de Plan Hidrológico Nacional en 1993, que no fue finalmente aprobado, el Centro retoma en 1996, por iniciativa de la Secretaría de Estado de Aguas y Costas del recién creado Ministerio de Medio Ambiente, un papel más activo y directo en los trabajos de los Planes de cuenca aún no aprobados y en el Libro Blanco del Agua. Estos trabajos, de gran trascendencia en sí mismos, permitieron poner a punto nuevos procedimientos y obtener resultados de aplicación para la elaboración de los estudios que soportarían el futuro Plan Hidrológico Nacional (PHN) de 2001.

Actualmente las tareas de planificación se centran en la revisión de los Planes de cuenca vigentes, incorporando los nuevos enfoques derivados de la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60 CE de 23 de octubre de 2000), traspuesta al ordenamiento jurídico nacional en diciembre de 2003.

El horizonte para la elaboración de los nuevos planes es el año 2009. Parte esencial del desarrollo de este proceso de planificación es la adecuación del marco normativo vigente a las exigencias planteadas en la Directiva Marco, tanto en lo que se refiere a la definición del ámbito territorial objeto de la planificación como  a los órganos encargados de llevarla a cabo  o a la regulación del propio proceso de elaboración de los planes. En todos estos aspectos ha colaborado el Centro. En particular, es destacable la participación en la propuesta de reforma del Reglamento de la Planificación Hidrológica presentado al Consejo Nacional del Agua en julio de 2006,  así como las tareas que actualmente lleva a cabo para la elaboración de una nueva Instrucción de Planificación que actualice la vigente, aprobada en septiembre de 1992.